FOTOGRAFIA, VIAJES, MAR Y NATURALEZA

domingo, 12 de junio de 2016

Aprendiendo a volar









  Los jóvenes halcones peregrinos empiezan a perfeccionar junto a sus padres unas técnicas de vuelo que les convertirán en poco tiempo en el ser más veloz y una de las maravillas de la naturaleza en su ejecución cuando caza. He tenido la suerte de verlos cazando tanto en libertad como a ejemplares de cetrería y puedo decir que peregrinos y gerifaltes son alguno de los mayores espectáculos que un observador de la naturaleza puede admirar. Ver entrada: Caza mayor

4 comentarios:

  1. Qué pasada de vuelos, casi puedo oír el griterío que armarían.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Sin lugar a dudas que es uno de los mayores espectáculos que nos brinda la naturaleza. Precioso reportaje, un abrazo Arturo.

    ResponderEliminar
  3. Excelentes imágenes. ya se les ve bien sueltos.. Saludos..

    ResponderEliminar